Llámanos

humedad en verano, problemas de cerrar las ventanas

El exceso de humedad en verano sigue siendo un problema para la salud. Los extremos nunca fueron buenos, y en el caso de la humedad ambiental no es para menos. Convivir en espacios con un alto nivel de humedad no es recomendable para el organismo, pues incrementa las posibilidades de enfermar nuestro sistema respiratorio. 

¿Ventanas cerradas y exceso de humedad?

Cuando hablamos de un exceso de humedad en lugares cerrados, no solo encontramos un nivel de agua en el ambiente mayor al recomendado, sino también aparecen sustancias nocivas como moho, hongos, ácaros, etc, siendo este tipo de espacios y temperatura su hábitat ideal. 

El calor de esta época nos impulsa a refrigerar nuestro hogar, provocando una rotura de puente térmico entre el interior y el exterior, lo que, sumado a la falta de ventilación para mantener el fresco del aire acondicionado, incrementa la proliferación del moho y otras sustancias tóxicas provenientes de la humedad.

¿A qué peligros nos exponemos?

El mayor peligro para nuestra salud es sufrir enfermedades respiratorias. Alergias, asma, bronquitis… son algunas de las patologías que se manifiestan como consecuencia de una convivencia continuada en espacios húmedos.  

La piel y las articulaciones son otras de las partes de nuestra anatomía que se pueden ver afectadas. La aparición de dermatitis atópicas, o en el caso de los huesos, los dolores de reuma o artritis se ven acentuados por el exceso de humedad.

Los niños y ancianos son los más sensibles. Su sistema inmunológico no es el de un adulto sano y corren más riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad respiratoria. 

En el caso de los niños de entre 1 y 7 años, el peligro de que desarrollen asma es mucho más elevado si conviven en ambientes con niveles altos de humedad. A esto hay que sumarle que, según los estudios, el 80% de quienes padecen asma también pueden ser alérgicos a los ácaros. Una situación que complica aún más la convivencia del enfermo en estos espacios insalubres. 

¿Cómo identificar un exceso de humedad?

Puede que tú o algún miembro de tu familia esté presentando alguno de estos síntomas y no lo hayas asociado a un problema de humedades. Te presentamos algunos detalles que te ayuden a identificar si tu casa tiene un problema de exceso de humedad:

-Comprueba si en las paredes, mobiliario, ropa, etc, hay manchas oscuras y/o blanquecinas. 

-Si la sensación térmica es más baja que la del resto de la casa (aun cuando no es necesario poner el aire porque se conserva fresco el ambiente) 

-Si hay gotas de agua en superficies lisas como marcos de la ventana o espejos. 

-Si percibes mal olor, característico de la humedad, cuando entras en la estancia, etc.

¿Qué medidas tomar?

Cualquiera de estos detonantes, son el principio de un problema que puede ir a más. No dejes pasar más el tiempo y ponte en manos profesionales. 

Recuerda mantener una temperatura media en una estancia de 21ºC en verano. Ir en manga larga por tener el aire acondicionado a 18ºC no es la solución, al igual que tampoco es ir en manga contar al poner la calefacción en invierno a 27ºC.

Ventila, evita amontonar enseres dentro y fuera de los armarios y respira, porque el aire puro, por muy caliente que sea, siempre será mejor para la salud que el artificial.

 

Cualquier duda podeis contactar a con nosotros aqui

 

Noticias relacionadas
humedad en casa salud
Humedades en casa ¿sabes cómo afecta la humedad a la salud y cómo evitarla?
Leer más
que es el moho negro
Moho Negro Tóxico: ¿Qué es, riesgos y cómo evitarlo?
Leer más
que son las juntas de dilatacion
¿Qué son las Juntas de Dilatación y por qué son importantes?
Leer más
Scroll al inicio