¿Humedad por condensación en las ventanas por frío: qué es y cómo eliminarla?

Las humedades por condensación son un problema muy común en los hogares, especialmente en los meses de invierno. Este fenómeno se produce cuando el vapor de agua que hay en el aire se condensa al entrar en contacto con una superficie fría, como las ventanas. Esto genera gotas de agua que pueden mojar los marcos, los cristales, el suelo, el mobiliario, los enseres de armarios empotrados, las cortinas y las paredes cercanas. 

Además de ser un inconveniente estético, la humedad por condensación puede provocar daños en la estructura de la vivienda, como moho, manchas, olores, deterioro de la pintura y/o papel pintado y, lo más preocupante, problemas de salud respiratoria, dérmicos, osteopáticos. En este post vamos a ver con más detalle la humedad por condensación focalizada en ventanas y cuáles son las mejores soluciones.

¿Por qué se produce la condensación en las ventanas?

La humedad por condensación depende de tres factores principales: la temperatura, la humedad relativa y la ventilación. Vamos a ver cómo influyen en este tipo de humedades:

Temperatura

Como sabemos, la temperatura refleja el calor o frío de una estancia. Cuanto más baja sea la temperatura, menos capacidad tiene el aire de contener vapor de agua. Por eso, cuando el aire caliente entra en contacto con una superficie fría, como una ventana, se enfría y pierde su capacidad de retener el vapor, por lo que se condensa en forma de gotas de agua. Por el contrario, cuando el aire frío entra en contacto con una superficie caliente, como un radiador, se calienta y aumenta su capacidad de retener el vapor, que se evapora en forma de gas.

A mayor contraste térmico entre el interior y el exterior de la vivienda, mayor será el grado de condensación

Humedad relativa

La humedad relativa se expresa en porcentaje y representa la cantidad de vapor de agua que hay en el aire en relación con la cantidad máxima que podría haber a una determinada temperatura. Cuanto más alta es la humedad relativa, más cerca está el aire de alcanzar el punto de rocío, que es la temperatura a la que se produce la condensación. 

Por ejemplo, si la temperatura es de 20°C y la humedad relativa es del 50%, significa que el aire contiene la mitad del vapor de agua que podría contener a esa temperatura. Si la temperatura baja a 15°C, la humedad relativa aumenta al 67%, y si baja a 10°C, la humedad relativa se dispara al 100%, lo que implica que el aire está saturado de vapor y que cualquier enfriamiento adicional provocará la condensación.

Ventilación 

La ventilación es la renovación del aire interior que hay en una estancia por aire exterior. Este aspecto es fundamental para evitar la acumulación de vapor de agua en el ambiente y favorecer su eliminación. Una buena ventilación permite que el aire húmedo salga al exterior y que entre aire seco, lo que reduce la humedad relativa y la posibilidad de condensación. Una mala ventilación, en cambio, impide que el aire húmedo se renueve y que se acumule en el interior, lo que aumenta la humedad relativa y la probabilidad de condensación.

¿Qué hacer para evitar la condensación en las ventanas?

Para eliminar la humedad por condensación en las ventanas se debe contactar con profesionales experimentados en humedades, ya que podrán hacer un diagnóstico inicial y encontrar la mejor solución adaptada a las necesidades de la vivienda. Estas son algunas de las soluciones más habituales en humedades por condensación:

Reducir la humedad relativa del ambiente

Esto se puede lograr reduciendo la producción de vapor de agua en el interior de la vivienda, por ejemplo, usando la campana extractora, secando la ropa al aire libre o en una secadora con salida al exterior, usando extractores en las zonas más húmedas, como el baño o la cocina, etc. 

Mejorar la ventilación de la vivienda

Esto se puede conseguir abriendo las ventanas al menos 10 minutos al día y creando corrientes de aire que renueven el aire viciado. También se puede instalar un sistema de ventilación por insuflación para renovar el aire viciado de una estancia por aire filtrado desde el exterior, precalentado, y así mejorar la calidad del aire y el confort térmico.

Confía siempre en los mejores profesionales

Como vemos, la condensación en las ventanas puede solucionarse, pero siempre que un profesional con experiencia se haga cargo de este tipo de humedades. 

En Grupo Humetek atesoramos 17 años de experiencia en el sector y hemos solucionado miles de humedades en viviendas y todo tipo de edificios, con soluciones personalizadas y efectivas.

Al menor síntoma no lo dudes, contacta con nosotros para que uno de nuestros especialistas se desplace a tu domicilio. Cuanto más tiempo dejes pasar, los efectos de la humedad serán más palpables. Llámanos. Estaremos encantados de ayudarte a generar un ambiente limpio y sano en tu hogar.

Noticias relacionadas
humedad en casa salud
Humedades en casa ¿sabes cómo afecta la humedad a la salud y cómo evitarla?
Leer más
Scroll al inicio