Humedades en el sótano, ¿cuál es el mejor tratamiento?

En invierno las humedades son más habituales que en otra época del año y, en particular, las humedades en el sótano. Una vez detectada la humedad, resulta esencial tratarla cuanto antes y no dejar pasar el tiempo. La mejor recomendación es contactar lo antes posible con expertos en humedades en Madrid para hacer un diagnóstico y elegir el tratamiento más eficaz posible.

En este post vamos a explicarte cómo eliminar una humedad en el sótano y algunos consejos para evitar que aparezca. Quédate con nosotros.

Humedades en el sótano: ¿por qué aparecen?

Como sabemos, los sótanos se encuentran por debajo del nivel del suelo y son espacios que no se suelen visitar con frecuencia y muy sensibles a las humedades. 

Una vez detectada la humedad hay que determinar si la causa está en el interior o en el exterior del edificio. De esta forma se podrá elegir el mejor tratamiento para solucionarla.

La mayor parte de las veces, las humedades en el sótano están relacionadas con aguas subterráneas o que pasan cerca del edificio. Por tanto, cualquier imperfección en la construcción del edificio o la formación de grietas, va a permitir que el agua se filtre al interior de la vivienda. Vamos a ver las principales causas de filtraciones en el sótano:

Filtraciones por Cimientos

Es posible que la humedad por filtraciones se combine con la humedad por capilaridad. Si los cimientos no son resistentes a la humedad o la estructura es defectuosa, se pueden manifestar más fácilmente las humedades en el sótano, sobre todo en paredes interiores.

Filtraciones debido al terreno

Estas filtraciones llegan hasta la pared del sótano a través del terreno. No hace falta que haya un fallo flagrante en la construcción, el agua puede llegar al sótano fácilmente y causar la humedad. Si el terreno tiene sales minerales, el agua las disolverá y las llevará hasta las paredes del sótano. Además, también va a afectar a la estructura de hormigón de la vivienda debilitando significativamente su capacidad de carga.

 Humedad por condensación

Este tipo de humedad no está relacionada directamente con filtraciones en el sótano, sino más bien con un entorno hermético, húmedo y de poca ventilación. Sabemos que no es fácil ventilar el sótano que está por debajo del nivel del suelo, de ahí que la humedad del aire se sature y el exceso de agua tienda a acumularse en las paredes, vigas y columnas de la construcción.

Señales de la presencia de humedades en el sótano

Estas son los principales síntomas de que hay humedades en el sótano:

  • La madera del suelo, techo o muebles comienza a agrietarse o deformarse.
  • Pintura desconchada.
  • Mal olor.
  • Frío excesivo.
  • Revestimientos desprendidos.
  • Aparecen depósitos blanquecinos en la pared. Se trata de salitre.
  • Aparece moho en la pared, tejidos o muebles.

Todos estos síntomas pueden provocar problemas de salud por lo que resulta fundamental ponerse en manos de profesionales cuanto antes.

Recomendaciones para evitar humedades en el sótano

Para disminuir el impacto de la humedad en sótanos hay algunas recomendaciones que se pueden llevar a cabo:

Cerrar las ventanas en los días húmedos 

Si la humedad en el exterior es alta (más del 60%) no se recomienda abrir las ventanas; de esta forma, se evita que el aire húmedo se condense en las paredes interiores. Da igual la época del año. Lo importante es que la humedad exterior no penetre en el interior.

Mejorar la ventilación

Muchos sótanos no tienen ventanas o si las tienen no se abren. Sin embargo, es muy importante ventilar bien el sótano. Por tanto, si se pueden instalar ventanas para que entre la luz del sol, sería importante, ya que los rayos UV ayudan a eliminar hongos y otros microorganismos. Si no puede ser, se recomienda colocar extractores de aire para eliminar el aire húmedo y los malos olores.

Utilizar deshumidificadores

Estos aparatos sirven para eliminar la humedad de los interiores. De esta forma se puede mantener el nivel de humedad del sótano entre un 40% y un 60% y evitar condensaciones. Es una solución rápida y efectiva para evitar el exceso de humedad y sin tener que instalar nada.

Limpiar los desagües pluviales

Los sótanos sufren las consecuencias cuando las aguas de lluvia no se expulsan convenientemente. El agua pluvial contiene mucha suciedad y obstruye los conductos de evacuación. Por tanto hay que limpiar bien los canalones y rejillas para evitar filtraciones en el sótano.

Aislar los muros

La aislación térmica de los muros evita la aparición de humedad de condensación en el sótano. Cuando las paredes no están frías, el aire húmedo no se condensa y se reducen las posibilidades de formación de moho. Una solución es utilizar placas aislantes de poliestireno para colocar entre la playa el muro.

En Humetek somos expertos en humedades y encontraremos la mejor solución para cualquier tipo de humedad que pudiera darse en tu sótano. Nuestros técnicos determinarán cuál es el mejor tratamiento para cada humedad. Contacta con nosotros y cuéntanos lo que has detectado. ¿Hablamos?

Noticias relacionadas
Scroll al inicio