Las Consecuencias de una Construcción Deficiente

Hace más de una década que en España se instalaba el ladrillo como la mejor inversión del momento, sin pensar que esa gran burbuja inmobiliaria años más tarde explotaría. Las consecuencias de aquellas construcciones levantadas con rapidez y con el afán de seguir construyendo para hacer más dinero las estamos notando hoy en día.

Nos referimos a la poca calidad de los materiales que se empleaban y a la falta de sistemas de aislamiento e impermeabilización en las viviendas.

Estos desperfectos en la construcción están provocando problemas de humedad tanto en el interior de las casas como en zonas comunes (parkings, trasteros, zonas de ocio, etc.). Pero las consecuencias no son sólo estéticas, también afecta al valor de la vivienda. Según el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, un inmueble con humedades se devalúa en un 35% con respecto a su precio de mercado. Un inconveniente que hay que tener en cuenta si nos disponemos a vender o alquilar el inmueble afectado.

Estos años nos han servido para reflexionar y aprender de los errores. Por ejemplo a interesarnos y prestar especial atención al terreno sobre el que se construye, y a la calidad de los materiales utilizados en todos los procesos de la obra. Otro de los actores clave en todo el trabajo de construcción es la parte técnica de la obra. Contar con un buen profesional que supervise cada paso y avance en la edificación es vital para una buena ejecución.

obra profesional

Mientras se siga optando por construcciones rápidas, sin prestar demasiada atención a cada parte del proceso de la obra, los problemas de humedades seguirán presentándose en las edificaciones. Sería un gran paso que las empresas especializadas en la erradicación de las humedades colaborasen desde el principio y mano a mano en el proceso de la obra. Sumando la experiencia y el buen trabajo de ambos sectores el resultado sería óptimo.

Los factores meteorológicos, las instalaciones del edificio, y el propio vapor que formamos en el hogar son algunos de los factores por los que la humedad antes o después va a hacer acto de presencia. A través de manchas en las paredes, mal olor, o condensación en las ventanas, son algunas de las señales de que tenemos un problema. La humedad es sin duda una de las muchas consecuencias que está dejando la mala praxis en las construcciones de la última década.

Con el apoyo de asociaciones y entidades que apuestan por el ahorro de energía y el consumo responsable podremos hacer más hincapié en la importancia de aislar e impermeabilizar correctamente las casas para evitar problemas futuros. Todo ello con el asesoramiento de empresas especializadas en la eliminación definitiva de las humedades.

Deja un comentario

CONTACTA CON NOSOTROS Y TE REALIZAREMOS UN DIAGNÓSTICO GRATUITO

certificado iso 9001
Llama Gratis
error: Contenido Protegido !!