Qué problemas puede sufrir tu vivienda

Probablemente no hayas escuchado estas palabras anteriormente: eflorescencia o criptoflorescencia, pero si has visto alguna vez manchas blancas granuladas en las paredes de tu casa, muy pronto te familiarizarás con ellas.

Ambas hacen referencia a problemas de salitre que podemos sufrir en nuestras viviendas. Se encuentra en el marco de los problemas de humedad por capilaridad.

A continuación, te detallamos por qué se produce cada una de ellas:

Eflorescencia: son cristales de sales de color blanco. Normalmente podemos encontrarlos en ladrillos, piedra natural, pisos cerámicos y hormigón. Vamos a distinguir dos tipos de eflorescencia, la primaria y la secundaria.

  • Eflorescencia Primaria: Cuando realizamos una obra en nuestra casa, se puede acumular algo de humedad que terminará por secarse de un modo natural en un periodo de entre 1 y 3 meses, dependiendo de las condiciones de ventilación del hogar, la climatología de la zona, etc. Es un proceso natural que puede ser frecuente y que no es un problema como tal, sino que forma parte de un proceso.

 

  • Eflorescencia Secundaria: Cuando la humedad tras una obra se prolonga más tiempo de los meses que hemos señalado en la eflorescencia primaria, podemos diagnosticar que se trata de un problema mayor de humedad. Probablemente debido a un fallo estructural en la construcción y que se puede ver agravado por la climatología, una alta porosidad de los materiales, problemas de ventilación, etc.

Criptoflorescencia: al igual que la eflorescencia, se trata de un problema de capilaridad con el que se acumula salitre en los materiales de construcción.

En este caso las sales no están en la superficie del elemento, sino que se encuentran en el interior de los muros. No observamos el problema en las paredes, piedras o pisos, ya que no afecta a la estética exterior de los muros que lo padecen. El problema ataca directamente a la estructura de la obra, siendo esta situación la más nociva, pues puede generar micro grietas estructurales y la pérdida de cohesión del material afectado.

 

¿Cuáles son las causas más frecuentes de la eflorescencia y la criptoflorescencia?

Como expusimos en el artículo anterior donde hablábamos de la aparición de salitre en nuestro hogar, cuando el terreno sobre el que está construida nuestra casa contiene agua, el muro poroso que está en contacto con ella absorbe dicha agua y las sales de naturaleza higroscópica que residen en la misma. Si a esto le sumamos condiciones de humedad, nos encontramos con el problema de eflorescencia o criptoflorescencia.

También existen sales en los materiales que se han podido emplear para la construcción (arcillas, rocas, morteros, etc). Cuando éstos absorben el agua en ambientes húmedos, las sales llegan hasta la superficie por un proceso capilar. Cuando la humedad se va secando, lo que nos queda es una mancha blanquecina rugosa, que no es otra cosa que la cristalización de estas sales.

No solo hablamos de un problema estético, sino que además, la acumulación de este salitre, podría causar graves daños estructurales en nuestra casa. Cuanto más tiempo dejemos pasar el problema, más costosa será su solución.

Si en el proceso de eliminación, no nos deshacemos de los problemas de humedad de raíz, éstos podrán volver a aparecer. Debemos contar con profesionales experimentados en este tipo de complicaciones, que focalicen el origen de la humedad y eviten mayores daños, reduciendo futuros costes en arreglos caseros.

En Humetek llevamos más de 13 años solucionando todo tipo de problemas de humedades, entre ellos los relacionados con salitre. La satisfacción de nuestros clientes es nuestra mayor garantía de éxito.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

CONTACTA CON NOSOTROS Y TE REALIZAREMOS UN DIAGNÓSTICO GRATUITO

  • 900 22 10 42
  • info@humetek.com
  • Avda. San Pablo 28, nave 16
  • 28820 - Coslada (Madrid)
  • 900 22 10 42
  • info@humetek.com
  • Avda. San Pablo 28, nave 16
  • 28820 - Coslada (Madrid)
certificado iso 9001
Llama Gratis
error: Contenido Protegido !!